La comunicación es uno de los grandes pilares que sostiene la interacción

Terapia de pareja

Los problemas de pareja constituyen uno de los motivos que más lleva a demandar ayuda en las consultas de psicología. El problema es que es frecuente demorar en exceso esta demanda. Lo deseable sería poder disponer de los conocimientos y las estrategias adecuadas para afrontar y manejar las posibles diferencias en la pareja. Es recomendable incluso antes de que estas interfieran significativamente en la relación, y evitar así que aumenten y sean más difíciles de resolver. En ocasiones y según observe el terapeuta cuales son las necesidades de la intervención, los problemas en la relación se abordan de manera individual.

Cuando una pareja acude a consulta y la comunicación, que es uno de los grandes pilares que sostiene la interacción, no funciona bien, impide afrontar adecuadamente los pequeños conflictos del día a día. Una relación de pareja hay que cuidarla cada día y cuando no se realiza de la manera adecuada termina sin duda por erosionarse.

Otro de los grandes problemas que desde nuestro gabinete observamos en las parejas es la convivencia. En un mundo en el que la mujer se ha incorporado al trabajo, la organización y tiempo que cada parte de la pareja dedica a dicha convivencia se halla en constante desigualdad, agravándose con la aparición de los niños. El hombre es capaz en muchas ocasiones de entender esa desigualdad y buscar la manera de que se produzca un equilibrio pero acaba por mostrarse muy inconstante en ese camino y cuesta mucho que se produzca esa reeducación que es tan importante para el bienestar de la relación.

Te puede interesar

En Emociona psicología podemos ayudarte a superar los problemas de pareja, contacta con nosotros y pide tu primera cita gratis.

Infórmate o pide cita