Es un trastorno más frecuente en los varones que en las niñas en una proporción de 10 a 1

TDHA

Cuando se habla de niño hiperactivo nos referimos al Desorden por deficit de atención con hiperactividad (TDHA).

Nuestra experiencia clínica nos ha hecho ver la importancia de un diagnóstico diferencial adecuado. En muchas ocasiones llegan padres a consulta que han acudido a un psiquiatra o neurólogo y les han diagnosticados a sus hijos un TDHA y les han recomendado medicación y nos piden una valoración ante el temor de darles un psicofármaco desde tan pequeños.

Para nosotros el elemento clave para valorar la necesidad de dicha medicación es el fracaso escolar y que dicho fracaso escolar esté causado por una hiperactividad cerebral que dificulte mucho al niño dicho aprendizaje y no por una falta de motivación u otro déficit cognitivo. 

El problema es que desde la psiquiatría se están haciendo diagnósticos sin realizar pruebas de neuroimagen que son claves para hacer una valoración correcta de dicha hiperactividad cerebral y con mucha facilidad se medica cuando no siempre es necesario.

Para hacer un buen diagnóstico desde la psicología hay que pasar una batería de pruebas al menor, a la familia y al centro educativo.

El término «hiperactivo»

Prácticamente todos hemos oído y utilizado más de una vez el término hiperactivo, por lo general, como un calificativo más o menos benigno. Con el nos hemos referido a aquellos niños que presentaban una actividad motriz por encima de lo normal. Este uso popular del término ha hecho que asociemos al niño hiperactivo con un niño malcriado, travieso o con graves problemas de conducta.

Los profesionales que trabajamos dentro del campo de la psicopatología infantil, al utilizar este término, nos referimos a un cuadro sintomatológico de base neurológica que puede degenerar en problemas importantes, pero que poco tiene que ver con el niño travieso o malcriado al que nos referíamos y que, sólo en algunos casos, puede ser asociado a problemas de conducta. 

Cuando se habla de niño hiperactivo nos referimos al Desorden por deficit de atención con hiperactividad (TDHA).

Es un trastorno más frecuente en los varones que en las niñas en una proporción de 10 a 1. Por cada 10 niños hiperactivos encontramos a una niña hiperactiva

Síntomas fundamentales:

  • DEFICIT DE ATENCION.
  • IMPULSIVIDAD E HIPERACTIVIDAD MOTRIZ.

Y dentro de los niños hiperactivos hay dos subgrupos con una sintomatología parecida:

  • Aquellos en los que predominan los problemas de atención.
  • Aquellos en los que predomina la impulsividad y la hiperactividad motriz sobre los problemas de atención.

Una vez realizado un diagnóstico diferencial adecuado y si se ha llegado a la conclusión de que el menor tiene un TDHA, el tratamiento debe de ir dirigido a intervenir en diferentes ámbitos:

Cognitivo, con temas como:

La calidad y el tipo de estrategias que utiliza en tareas de solución de problemas, el estilo de funcionamiento cognitivo impulsivo o reflexivo, dependiente o independiente de campo perceptivo, el grado de consciencia del problema, etc.

Emocional:

Centrado en el nivel de tolerancia a la frustración, el tipo de reacciones emocionales que se observan tras una experiencia frustrante, la existencia o no de actitudes depresivas, de síntomas de ansiedad, etc.

Comportamental:

En el que se valorará el tipo de refuerzo que parece ser más eficaz, la existencia de problemas de conducta y de qué tipo, los hábitos de estudio, la hiperactividad motriz, etc.

Y determinar, también, en qué medida éstas dificultades afectan al ámbito escolar (especificar en qué modo afecta la falta de base académica, el nivel de comprensión y fluidez lectora, la agilidad del cálculo mental, los hábitos de estudio, etc.) y social (valorando su situación con los iguales, la existencia de estrategias de solución de problemas con los compañeros, la agresividad o la hiperadaptación a las normas, etc.).

REF: Déficit de atención con hiperactividad, Isabel Orjales Villar. Editorial Cepe. Año 2009

Nuestra experiencia clínica nos ha hecho ver la importancia de un diagnóstico diferencial adecuado. Puedes realizarnos cualquier consulta sobre el tema o pedir tu primera cita gratis.

Infórmate o pide cita